Para el próximo concierto… ¡Necesitamos al público tumbado!

Muchas veces es difícil hacer ciertas actividades normales por las deficiencias que algunos centros  de enseñanzas musicales tienen, pero.. ¿qué pasaría si esas desventajas las ponemos a nuestro favor?

Aquí os contamos la idea que se nos ha ocurrido a los profesores de flauta para aprovechar las complicaciones del edificio y usarlas en nuestro beneficio, buscando ofrecer una experiencia diferente al público de nuestros conciertos.


El Conservatorio de Linares no dispone de un auditorio, con su escenario, butacas, sistema de luces, de grabación… (lo cual sería una cosa estupenda en un Conservatorio de Música). De momento, sólo hay una sala grande con una columna en medio en la que entran unas cuantas sillas. 
Por eso, hemos decidido que el próximo concierto sea especial y que el escenario se transforme en algo diferente que sorprenda a nuestro público y le haga partícipe del hecho artístico de una manera muy relajada… Queremos que nos escuchen en posición horizontal.
(Esperamos que no se duerman y si lo hacen, ¡qué disfruten del sueñecito con música en directo!)

Si tenéis una situación similar en vuestro centro y queréis saber cómo lo llevamos a cabo, aquí os contamos algunas de las ideas y situaciones que surgieron.

Material que se necesita 

  • Buena publicidad que ponga al público en antecedentes y que sepa qué tiene que traer
  • Lámparas para los atriles
  • Un proyector
  • Ordenador con las presentaciones de diapositivas.
  • Altavoces y micrófono (opcional)
  • Acomodación para las entradas VIP*

Los espectadores 

En la publicidad del concierto hay que avisar del material que tiene que traer cada asistente. Una esterilla de yoga, un aislante o algo sobre lo que tumbarse y cojines a discreción.

Aunque pueda parecer obvio, habría que tener en cuenta el tamaño de la sala por si despertara el evento mucho interés, hacer invitaciones para controlar el aforo.

* En el mercadillo de la técnica algunos de los “compradores” se hicieron con el derecho a que sus invitados disfrutaran de unas entradas VIP. Buscad un buen sitio para instalarlos y si os gusta esta idea, añadid lo que creáis que puede ser más placentero (comida, bebida, mantas, masajista…)

Los intérpretes 

Tocarán con lámparas (pues el concierto va a ser con las luces apagadas) y las investigaciones y presentaciones de cada alumno se proyectarán en el techo de la sala. 
Estas imágenes pueden ilustrar la vida del compositor, la obra, el estilo de la música que mientras tanto se escuchará… O una historia completamente inventada, (transformando la pieza en música programática, aunque no fuera concebida así en principio), o videos sugiriendo sensaciones y sentimientos de lo que se toca, o una sucesión de cuadros de la época, o frases enigmáticas… 

Para nosotros las directrices han sido: vale cualquier cosa que envuelva al espectador en la obra y que nos ayude a entenderla e interpretarla mejor.

Instrucciones para el montaje

El público se colocará en círculo alrededor de los alumnos (se diseña un pasillo para que puedan entrar y salir antes y después de tocar) y se disponen las esterillas rodeándolos.

Los espectadores deben estar 15 minutos antes del concierto para poder prepararlo todo.
Se puede pensar en poner un tentempié fuera, para que mientras se disponen las colchonetas, no se les haga larga la espera. Y para que este lapso de tiempo no sea una comilona sin más, podemos pedir a los alumnos de la asignatura de Literatura del Instrumento que preparen una miniconferencia sobre lo que van a escuchar en la sala.
También podrían contar cuáles son las normas de etiqueta/comportamiento para no romper el clima que se pretende crear y cualquier cosa que ayude a entender y disfrutar mejor la actividad.


Este concierto es un poco diferente: se escucha pero no se verá muy bien al músico que está interpretando, pues el foco de atención será el techo con sus proyecciones. Pero para que quien participe pueda tener un recuerdo (y para poder comentarlo después en clase), se grabará el concierto en vídeo.
En nuestro caso ocultaremos la cámara en la famosa columna de la que os hablé al principio…

Ventajas o cosas positivas del espectáculo 

  • Poder guiar al espectador en lo que va a escuchar. Si el lenguaje de la obra es un poco “complicado/contemporáneo”.
  • Es más difícil que el público se “escape” entre obra y obra con lo que todos los intérpretes serán escuchados.
  • La creatividad de las historias que se les ocurren para ilustrar la música es fabulosa y aprendes mucho de las capacidades e inventiva de tus alumn@s.

Ya os contaremos en el facebook de cuando pitos flautas cómo nos ha ido. ¿Qué esperáis para probarlo y contárnoslo?

2 comentarios en “Para el próximo concierto… ¡Necesitamos al público tumbado!

  1. Hecho de menos tus locuras… ¿Lámparas en los atriles? ¿Quién quiere luz eléctrica cuando se pueden usar velitas que dejan lleno el escenario de cera como en cierta ocasión que yo recuerdo…? Jajajaja saluditos

Deja un comentario