Fabrícate tu propio BREATH BUILDER en 3 pasos. #DIY

la foto 5
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En esta entrada voy a mostrar cómo fabricarnos nuestro propio Breath Builder con sencillos materiales que encontraréis sin mucho gasto ni esfuerzo.

Paso 1. Obtener el material
En primer lugar vamos a buscar todo el material que necesitamos, con un poco de suerte, igual hasta tenéis estas cosas rondando por casa. Como si fuera una receta, tenemos que buscar:
   – Una pelota de ping-pong
   – Un bote de plástico alargado y con boquilla. Esos que se usan para salsas como la mostaza o la mahonesa son perfectos. (Probad que la pelota entre en su interior holgadamente).
– Dos trozos de manguera de goma, si es posible transparente, que ajusten en la boquilla del bote de 15 cm de longitud. Uno de ellos debe ajustarse por el exterior del “pitorro” y otro por el interior. Es decir, uno más grueso y otro más fino.
la foto 1 (2)
 


Paso 2. Preparar las piezas
Las herramientas que utilizaremos son muy sencillas: tijeras, y un taladro o la ayuda de alguien que sepa utilizarlo (para mis malagueños, un “guarrito” 😉
Tenemos que cortar las mangueras con una longitud de 15 cm cada una y por otro lado, con el taladro vamos a hacer tres agujeros alrededor de la boquilla como se aprecia en la imagen. Estos serán de tres tamaños diferentes: 2, 4 y 6 mm de diámetro aproximadamente. (No pasa nada si las brocas de las que disponéis son un poco más grandes o más pequeñas…)
Cogiendo el bote de plástico, vamos a determinar la longitud del pitorro que sobresale. Esta dependerá del diámetro de la goma fina que acabamos de cortar. Debéis seccionarlo a la altura que esta ajuste bien.
la foto 5

 
 
Paso 3. Montaje

Esto es extremadamente simple: solo hay que introducir la pelota dentro del bote, cerrar la tapa bien, y meter la manguera por la boquilla. Si no habéis cogido unas gomas de un tamaño muy exagerado (tanto grande como pequeña), como las boquillas de estos botes se van ensanchando, deberán ajustar perfectamente. Si tenéis problemas siempre un kit de cualquier celo, esparadrapo o teflón os puede ayudar, ¡aunque lo ideal sería que no llegaseis a este extremo..!

Enhorabuena, ahora sólo tenéis que disfrutar de Breath Builder casero, el cual podéis decorar con lo que os apetezca y poneros a practicar como locos…
Que la capacidad respiratoria se engrandezca y la música se beneficie 🙂
la foto 3

 

Deja un comentario